Tinte Caída Cabello

¿El tinte causa caída de cabello?

El cabello tiene colores naturales que varían según dos formas de melanina: la eumelanina y la feomelanina. La concentración de estas determinan la concentración del color y la proporción de café / negro o rojizo / naranja que existe en las fibras de cada pelo. Conforme aumenta la edad de las personas, la melanina disminuye y aparecen los tonos grises y blancos.

Sin embargo desde hace miles de años a los humanos nos ha gustado modificar no solo nuestro entorno, sino nuestros propios cuertpos. Por ello han existido distintas formas de teñir el cabello con productos naturales y sintéticos. Algunos de los colores son naturales y algunos no existen de esta forma en el cabello (como el azul, el verde, el rosa, el plateado y el morado).

Las razones para teñir el cabello varían de persona a persona, a través del tiempo y según su cultura. Puede ser por simple gusto estético, por ocultar la percepción de otros sobre su edad al ocultar las canas o por cuestiones de estatus social. También en ocasiones se usa para regresar al color y tono original de la persona después de algún otro tinte. El tinte es precisamente una sustancia (la mayoría actualmente sintéticas), usada para cambiar de color de cabello. El proceso de coloración de cabello puede ser realizada por un profesional o de forma independiente en casa.

Compuestos de tintes para el cabello

  1. Crema Base
  2. Precursores de color
  3. Colorantes
  4. Alcalinizantes
  5. Agentes protectores
  6. Antioxidantes
  7. Agentes complejantes
  8. Perfume

Mitos comunes sobre el teñido del cabello

1: TEÑIR LAS TIRAS DE CABELLO QUITA EL VOLUMEN

Verdad: todo lo contrario. Los agentes aclarantes que se utilizan para teñir el cabello hacen que la cutícula se hinche, por lo que las hebras individuales parecen más gruesas y llenas. Y cuando se trata de teñir el cabello, la hinchazón es algo bueno. Cuanto más hinchado esté el tallo del cabello, más fácil será que el color se pegue. Cabe destacar que esto no se refiere a inflamación o irritación del cuero cabelludo, sino a cada pelo mismo. Si hay molestias en la piel, acuda con un médico.

2: TEÑIR EL CABELLO PUEDE SER PERJUDICIAL

Verdad: cuando se aplica tinte a tu cabello, se abre la cutícula para que se pueda depositar el color, y sí, eso causa daño. Pero si se utiliza el tipo de producto adecuado, los cuidados apropiados y periodos de descanso entre coloraciones, no habrá daño ni maltrato graves.

3: DEBE LAVARSE EL CABELLO JUSTO DESPUÉS DE UN TRATAMIENTO DE COLORACIÓN

Verdad: se supone que es ideal esperar 72 horas antes de lavarte el cabello después de teñirlo. ¿Por qué? Es el tiempo que tardan las cutículas del cabello en cerrarse completamente, lo que atrapa el color.

Una vez que empieces a lavarte el cabello de nuevo, usa agua tibia o fría para evitar que las hebras se sequen. Además, no debe ir a la piscina durante al menos dos semanas porque el cloro despojará las cutículas, permitiendo que los minerales entren en el pozo y cambien su tono.

4: EL TINTE CAUSA CAÍDA DE CABELLO

Verdad: si bien el maltrato del cabello es una razón para que algunas hebras caigan, la realidad es que el tinte no tira el cabello. Ahora, si usas tratamientos de todo tipo con gran frecuencia (coloración, permanente, etc.) y afectas el cuero cabelludo, es posible dañar folículos y perder algo de cabello de forma temporal. No obstante la caída que genera calvicie permanente suele tener otras causales. De cualquier forma, la caída del cabello detectada a tiempo es mejor si quiere revertirse y recuperarse volumen.

5: SE PUEDE APLICAR TINTE EN CUALQUIER MOMENTO

Verdad: Para que el color se adhiera efectivamente a tu cabello, los mechones deben estar limpios. Esto se debe a que el tinte necesita penetrar en la cutícula, y un cabello sucio lo dificulta. Esto puede evitar que el color se distribuya uniformemente. Es mejor teñir el cabello que ha sido lavado de 24 a 48 horas antes, así estará limpio para recibir el color, pero también el cuero cabelludo habrá producido aceites naturales para protegerse de cualquier irritación.

 
 
       

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

^