Productos Cabello Comunes

Productos para cabello más comunes

El secreto del cuidado del cabello reside principalmente en el tipo de productos que se utilizan. Los productos para el cuidado del cabello incluyen shampoo, acondicionador, aerosol fijador, gel, cera, mousse, tinte y más. La pérdida de cabello, las puntas abiertas y la grasa son algunas de las afecciones más comunes que suelen relacionarse con algún efecto secundario de estos productos. El tipo correcto de producto para el cuidado del cabello ayuda a resolver tales problemas y evitar su reincidencia en el futuro.

Shampoos

El shampoo es uno de los productos más comunes tanto en hombres como mujeres. Si bien el mercado está inundado de diferentes tipos y marcas, deben elegirse productos que se adapten necesidades específicas.

En otras palabras, debe ser uno que se adapte a tu tipo de cabello y cuero cabelludo. Afortunadamente, hay opciones para todos. También existen shampoos medicinales especiales, que se encargan de tratar padecimientos como la aparición de caspa.

Acondicionadores y aerosoles para el cabello

La mayoría de los acondicionadores están especialmente formulados para sustituir las grasas que los shampoos y sus sulfatos eliminan del cuero cabelludo, para peinarlo más fácil y que no se vea esponjado. Protegen el cabello ante un daño fácil y lo dejan sin enredos, pero también reducen el volumen aparente, por lo que alguien en un tratamiento para combatir la alopecia, no debería usarlos para no aparentar aun menos cabello. Los acondicionadores también atienden a la diversidad de cabello, considerando desde el grosor hasta el tipo de crecimiento.

Para mucha gente, los aerosoles son indispensables para el peinado. Lo dejan fijo en una posición por duraciones cortas, lo cual mucha gente ignora y espera que sirva por más tiempo. Estos aerosoles le dan al cabello un aspecto brillante, lo cual no es un efecto por coincidencia: es la intención estética del producto. Los aerosoles de volumen están formulados para mejorar el aspecto del peinado. Dan una apariencia más completa y son ideales para personas con cabello escaso o delgado, aunque no debe abusarse de ningún fijador.

Productos de estilo

Aunque sus usos se empalman con los aerosoles, tienen fines más específicos según la intención de un aspecto o peinado deseado. Por ejemplo, la cera retiene un peinado por tiempo corto, pero no lo hace rígido. Esta pasta de peinado espeso es muy famosa: otorga textura, suavidad y no afecta al tinte de cabello. Por su lado, las lociones de peinado añaden encanto a los rizos. Sus diversas fórmulas permiten sujetar y esculpir el cabello según sea necesario.

La plancha para el pelo es un producto endereza los rizos y las ondas dando aspecto de cabello lacio por un periodo de entre horas y un par de días, mientras no haya exposición a humedad. El mousse aumenta el volumen y el brillo y hace que los mechones resulten atractivos y brillantes sin tener fijador. Las espumas hidratantes ofrecen a las trenzas finas y naturalmente rizadas una excelente resistencia y brillo.

Finalmente el gel es apropiado para reafirmar y esculpir el cabello. Cabe destacar que hay muchos más productos como el tinte mismo que sirve para cambiar, recuperar o regresar a un color y tono de cabello específicos (o varios). Cada uno debe usarse con atención a posibles reacciones en el cuero cabelludo como comezón e irritación, y suspender el uso de inmediato en caso de algún problema.

 
 
       

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

^