Mitos Alimentación

Mitos comunes sobre la alimentación y el cuerpo

Si bien vivimos en la era de la información, también es común que gracias al Interner se difundan muchos datos erróneos sobre un sinnúmero de temas. Por tanto la verificación de fuentes confiables es esencial.

Tristemente, cuando información falsa se ha difundido por el mundo de forma popular, como una llamarada, es posible que incluso algunos expertos la repitan por error, y sea complicado distinguir realidad de ficción. Por ello aquí queremos ayudar a eliminar algunos mitos comunes, para que tomes decisiones con base en información verdadera.

La zanahoria y la visión

Hoy en día incluso profesionales de la medicina y profesores en facultades médicas de todo el mundo (en especial en América y Europa) repiten este mito: comer zanahorias ayuda a la vista. El origen de esta mentira viene de propaganda británica durante la Segunda guerra mundial, de acuerdo con la revista Smithsonian.

En pocas palabras la Real Fuerza Aérea (RAF) de Gran Bretaña desarrolló un radar de intercepción aérea para sus aviones. Con él podían localizar bombarderos alemanes (que atacaban Londres diariamente) antes de que cruzaran el mar. Así lograron derribar muchos más que antes, pero para no revelar su nueva tecnología, el gobierno británico hizo una campaña de propaganda sobre cómo las zanahorias ayudaban a la visión gracias a la vitamina A.

Lo hayan creído o no los comandantes alemanes, la poblción general sí lo creyó. Por lo tanto hoy en día todo mundo recomienda comer zanahorias y asume que eso mejorará la visión.

Productos y alimentación Detox

Desde el siglo pasado, y en especial los últimos 15 años, han tenido mucha popularidad los productos que dicen desintoxicar el cuerpo. Anuncian dietas especiales y la ingesta de jugos específicos u otros alimentos que ellos venden, para mejorar la salud. La realidad es que una dieta balanceada es lo ideal para el funcionamiento del cuerpo el cual se desintoxica a sí mismo.

Muchos de nuestros órganos tienen como función la absorción de nutrientes, y la metabolización de lo que ingerimos. Estos procesos incluyen el desecho de toxinas a través de las heces, la orina y la exhalación. Los riñones, el hígado, el pancreas, la vesícula y los intestinos participan en estos procesos. Si el cuerpo acumulara toxinas, moriríamos.

En realidad estos productos solo hacen uso de mentiras y malos entendidos, para vender jugos muy caros.

Sudar te adelgaza

El ejercicio es esencial para una buena salud. El ejercicio causa sudor. El sudor sale del cuerpo. El sudor adelgaza. Si bien las primeras dos oraciones son reales, la lógica de las últimas dos es fallida.

El sudor tiene como función principal la autorregulación de la temperatura corporal. Por eso al ejercitarnos y subir la temperatura, sudamos para que la humedad al evaporarse y junto con el aire, refresquen el cuerpo.

Sí, pesarse tras sudar mucho puede mostrar un peso un poco menor (a veces), pero esos gramos se recuperarán al beber líquidos nuevamente. De hecho la mayoría de la grasa corporal que desechamos sale del cuerpo al exhalar cuando respiramos, después de un complejo proceso que divide las grasas en sus componentes principales: agua (que sale por la orina) y dióxido de carbono (que sale por la exhalación).

El ejercicio sirve para bajar de peso

Este es otro mito muy común. El ejercicio es indispensable para la salud, pero según qué rutinas se hagan, serán sus efectos. Los músculos pesan más que la grasa, por lo cual el peso no es indicador directo de salud, ni el ejercicio ayudará a bajarlo. Lo que importa para bajar de peso es la dieta: de forma muy general, cuántas calorías se ingieren al día. Un médico profesional ayudará a conocer más elementos y situaciones importantes para la salud, pero la fijación con el peso es algo que afecta a muchas personas, y no es un parámetro muy bueno.

 
^