Factores Tipo Cabello

¿Qué factores determinan el tipo de cabello?

Si de cabello se trata, es posible hablar de múltiples factores que se relacionan con el mismo, que pueden ir desde lo estético, hasta lo ritual. Colores, peinados, longitudes y más, son aprovechados y modificados para lograr un objetivo específico.

Sin embargo es interesante conocer de qué depende si el cabello es lacio, ondulado o rizado. Todo está en el folículo. Como ya hemos dicho antes, los pelos nacen en los folículos pilosos, a veces más de uno en cada uno de estos. Al crecer uno nuevo, empuja al pelo anterior el cual cae.

Después, este pelo crece hasta que llega a su máxima longitud posible, la cual está determinada genéticamente. Más tarde, cuando en el mismo folículo nace un nuevo pelo, el anterior es empujado y cae: esto es el ciclo natural del cabello. Cada día se pierden alrededor de 100 cabellos en promedio.

Folículos, folículos, folículos

Pero no todos los folículos son iguales. Existen folículos simétricos que producen cabello redondo, mientras que de los folículos asimétricos crecen pelos más ovalados. Un pelo redondo suele crecer recto, es decir, lacio. Por otro lado, la asimetría hace que cada uno sea más “ovalado”, lo cual hace que al crecer se ondule o se envuelva en sí mismo en casos extremos.

Además, también importa la posición del folículo mismo con respecto a la superficie del cuero cabelludo. El cabello lacio suele crecer de folículos que están perpendiculares con respecto a la piel, mientras que por otro lado, si el ángulo del folículo es inclinado, este suele ir de la mano con crecimiento de pelos que se ondulan o rizan, además de provenir de folículos asimétricos.

La verdad del cabello

Todo esto está determinado por cuestiones genéticas, y aunque algunos efectos colaterales de algunos tratamientos médicos han llegado a presentar el cambio de cabello lacio hacia uno más ondulado; en general es prácticamente imposible cambiar esto. Hay mitos como que un corte hará que crezca de forma distinta, pero en realidad no es cierto.

De hecho, por eso es que se usan tratamientos con químicos o con calor (como el planchado del cabello) para hacerlo rizado o lacio: el cabello sigue creciendo de su forma natural, pero el químico o la temperatura sirven para que cada pelo cambie su forma.

Por esa razón es que dichos tratamientos suelen maltratar el cabello y es recomendable que se acompañen de un método de cuidado del mismo para aminorar los efectos, además de que se deje descansar al cabello y al cuero cabelludo de su uso frecuente.

 
^