Caspa Básico

Lo básico sobre la caspa

Uno de los padecimientos más comunes de los humanos en general, y del cuero cabelludo en particular, es la caspa. Algo que también es común al respecto, es que si no es muy abundante o persistente, mucha gente solo conoce el síntoma, sin entender qué lo causa ni buscar tratamiento. Es decir, la mayoría se conforma con higiene básica y shampoos contra la caspa.

La realidad es que aunque en general es bastante inofensiva y común, además de sencilla de tratar, es más compleja e interesante de lo que muchas personas piensan.

¿Por qué aparece caspa?

La caspa es en realidad un problema de la piel, no del cabello, pero este último atrapa muchas partículas de piel que se desprenden del cuero cabelludo, y por eso se llena la cabeza de ese polvo blanco que es la caspa. Entonces es importante entender que la caspa, como muchas otras condiciones de la piel, es multifactorial en su origen. De acuerdo con la Clínica Mayo, las causas principales suelen ser:

  • Falta de higiene.
  • Irritación de la piel.
  • Piel grasa (una de las más comunes).
  • Malassezia, un hongo común en el cuero cabelludo, que irrita la piel de algunas personas, provocando que se generen y desechen células de esta con mayor frecuencia.
  • Inflamación de la piel (dermatitis) por múltiples razones: desde una reacción al contacto con productos diversos, hasta otra cuestión de salud.
  • Piel seca.

Síntomas y tratamiento

El síntoma más notoro es un polvo blancuzco, que es realmente piel desprendida del cuero cabelludo. Este aparece en el cabello, en los hombros, y en artículos y accesorios como cepillos, peines, gorros, almohadas, sombreros, gorras y más. Un ambiente seco empeora este síntoma, por lo cual aire acondicionado o calefacción interna, pueden acentuar la cantidad de caspa.

Un dato curioso es que hay una caspa infantil que afecta en particular a bebés, pero puede suceder durante toda la infancia. Esta, al igual que los casos más leves de caspa en adultos, suele ser temporal y no requiere más que higiene diaria.

Sin embargo, en los adultos también hay ocasiones en los que es necesario ver a un médico. Cuando aparece la caspa, la recomendación general es usar productos como shampoos y jabone, diseñados para combatirla. No necesitan una receta médica y es suficiente seguir las instrucciones en sus cajas o etiquetas, siempre y cuando no interfieran con alguna recomendación médica previa.

Si el problema persiste incluso después de usar esos productos, o si viene acompañado de otros síntomas como irritación, comezón o inflamación de la piel, entonces es momento de ir con un médico, de preferencia un dermatólogo. Lo más probable es que la situación no sea grave, pero requiera algún tratamiento específico que solo un doctor será capaz de determinar con precisión.

 
^