Cabello Evidencia Forense

El cabello como evidencia forense

Tanto en televisión como en cine es común que se resuelvan misterios criminales e inclus hasta demandas civiles, tanto ficticias como reales, debido a evidencia forense, de la cual los fluidos corporales y el cabello suelen ser los más populares. Las razones principales de ello provienen de la medicina y la biología, junto con todo lo que han descubierto para entender el funcionamiento del cuerpo humano en lo individual, y de nuestra especie en sus múltiples generalidades.

Análisis de cabello

Algo que todos sabemos como muy obvio, es que el cabello crece lento. Por más tratmientos, dietas y más que se usen, el cabello tarda en crecer. Un beneficio de ello es que sirve como una línea cronológica de sustancias que han entrado al cuerpo. Drogas terapéuticas (medicina) y recreativas (legales e ilegales) quedan dentro del cabello.

Un solo pelo puede contar un relato interesante de meses atrás, de todas las drogas que una persona ha ingerido. Por lo tanto el cabello es utilizado para exámenes toxicológicos cuando se necesita saber el resultado de lo que alguien consumió hace más de tres días.

La alternativa más común y eficaz es el examen sanguíneo, pero las drogas dejan la sangre del cuerpo en 3 días o menos a través de la metabolización y limpieza de la misma, y salen expulsadas en orina y excremento, además de la respiración misma.

Por todo ello el análisis de cabello, tanto químico como microscópico, sirve para determinar lo que ha hecho una persona y contextualizar desde una escena de crimen, hasta un simple análisis clínico. Además, analizar cabello es mucho menos invasivo que tomar una muestra de sangre, lo cual tiene implicaciones desde lo legal, hasta la practicidad.

Cabe destacar que el tinte para cabello, los químicos usados para decolorarlo, y otros tratamientos, pueden afectar los resultados del análisis o contaminar y /o destruir evidencia.

Evidencia forense

La raíz del cabello, es decir, la parte que está en el folículo y crece, no la que se ve sobre la cabeza, tiene ADN mitocondrial y nuclear. Para efectos de identificación de personas, es necesario el segundo. Rara vez hay ADN nuclear en el resto de un pelo, mientras que el mitocondrial es más abundante.

El ADN mitocondrial sirve para identificar a personas que tengan el mismo, pero todo ser humano con la misma línea materna comparte este ADN. Es decir, una madre, su madre, y los hijos de ambas tendrán el mismo ADN mitocondrial. Por otro lado el ADN nuclear es distinto en cada ser humano.

Además el análisis microscópico sirve para comparar dos cabellos e identificar si coinciden y pertenecen a la misma persona o no. Esto, junto con pruebas de ADN y más evidencia que apoye todo esto, suele ser necesario en la ciencia forense para identificar correctamente a una persona.

No cabe duda que cada cabello es muy importante.

 
^